Agradece ex Rector del Seminario apoyo recibido

Semanario Presencia

 

Volver 

 

“El dinamismo de la Iglesia debe ser para bien de la misma, lo importante es buscar la voluntad de Dios”: Presbítero Antonio Plascencia.

Lucina Reyes Chávez

Tijuana, B. C.

El padre Antonio Plascencia González, quien fuera rector del Seminario Arquidiocesano de Tijuana (SAT) durante cinco años, se despidió de esta institución de formación con la celebración de la Eucaristía donde fue acompañado por el padre Mario Villanueva, el miércoles 1 de agosto en el Santuario de Nuestra Señora del Sagrado Corazón a las 7:00 de la tarde.

“Quiero darles las gracias porque encontré en todos ustedes el bienhechor, el padrino, la dama auxiliar y encima de eso estaba el amigo al servicio a favor del seminario. Gracias, muchas gracias por su presencia, por su oración, por su cariño, por su amistad porque uno siente cuando lo quieren”, dijo durante la homilía el padre Plascencia a todos quienes lo acompañaron.

Y al igual que Jesús ya no llamó a sus discípulos siervos sino amigos, así el padre Plascencia agradeció la amistad que le han brindado. A sus familiares también les agradeció su compañía.

Por todo ello manifestó a los presentes a seguir apoyando al Seminario sin importar quien esté al frente del mismo.

Agradeció esencialmente a Dios por haberse fijado en todos los colaboradores de esta institución de formación para participar en esta obra tan grande e importante.

“El dinamismo de la Iglesia debe ser para bien de la misma, lo importante es buscar la voluntad de Dios”, resaltó el sacerdote.

Como futuro párroco de la iglesia Santa María Reina mencionó que ésta es “hija” de la Parroquia de San Miguel Arcángel, que es una iglesia muy dinámica que va creciendo y teniendo sus retos.

Al término de la Misa fue despedido con un fuerte y prolongado aplauso, para posteriormente clausurar su estancia en el Seminario con un pequeño convivio en el patio central.

El padre Plascencia ha sido nombrado párroco de Santa María Reina en el Fraccionamiento Colinas de Agua Caliente, donde tomó posesión el pasado 9 de agosto a las 6:00 de la tarde.

El padre Antonio Plascencia nació un 13 de junio de 1947 y fue ordenado sacerdote el 9 de junio de 1974 de manos del segundo obispo de Tijuana, Don Juan Jesús Posadas Ocampo (q.e.p.d.).

 
Volver